Impuesto global y desarrollo en zonas extremas

ALEX MANSILLA SOCIO DEL ÁREA TAX & LEGAL DE HLB SURLATINA CHILE

El Diario Financiero Señora Directora: Los ministros de Finanzas del G7, que agrupa a las siete principales economías del mundo, alcanzaron hace unos días un acuerdo histórico que está destinado a gravar las utilidades de las multinacionales con un impuesto corporativo global del 15%. ¿De qué manera una medida como esta podría afectar a nuestro país?

Dado que Chile ya cuenta con una tasa de impuesto corporativo muy superior a la anunciada por el G7, en principio, las multinacionales extranjeras que trasladen sus operaciones acá no se verían afectadas.

Sin embargo, un acuerdo de este tipo -pensado para evitar que empresas del rubro tecnológico relocalicen sus beneficios- podría llegar a afectar a las matrices de las multinacionales extranjeras que se instalen en zonas extremas de nuestro país, acogiéndose a leyes que las benefician con una exención del impuesto de primera categoría. Sería conveniente, en consecuencia, que se tomen los resguardos necesarios para evitar que un acuerdo como este -promovido por países del primer mundo en resguardo de sus propios intereses-, pueda dificultar la entrega de beneficios tributarios que pretenden incentivar el desarrollo económico de nuestras zonas extremas.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones