¿Se nos va el atribuido?

RODRIGO BENITEZ BDO CHILE

Señora Directora: Hagamos memoria: en 2014 el sistema atribuido se presentaba como la gran panacea para eliminar el diferimiento de impuestos personales, pues las personas naturales pagarían impuestos el mismo año en que se generan las utilidades de sus empresas. Se establecía una tasa de impuesto de Primera Categoría del 25%, y como contrapartida se bajaba el Impuesto Global Complementario desde 40% a 35%. Es éste el sistema que ahora se está eliminando con la promesa de aumentar la recaudación.

Así, todas las empresas que no sean PYME y que se encontraban en el sistema atribuido serán afectadas con el sistema semi integrado, aumentando el Impuesto de Primera Categoría de 25% a 27%, y el Impuesto Global Complementario de los dueños incrementado con una sobretasa de 9,45% hasta un máximo de 44,45%.

Pero este efecto en las empresas se dará no porque generen mucha renta o utilidad, sino porque su facturación es mayor a 75.000 UF. Muchas empresas que venden o prestan servicios superiores a este límite anual tienen márgenes muy bajos, por lo cual serán afectadas de manera bastante fuerte con esta alza de impuestos.

Actualmente, la calidad de PYME sólo se calcula en base a la cantidad de ventas, y no considera la utilidad o margen. Esto afecta especialmente a las distribuidoras o comercializadoras que venden mucho, pero a muy bajo margen. Un tema que debiera estar siempre sobre la mesa.

Estas empresas no podrán acogerse al sistema Pro Pyme y no saldrán a las calles porque les aumentaron los impuestos. No dijeron nada, pero ahora lo están pensando al enterarse con el Marco de Entendimiento entre el Ministerio de Hacienda y el Senado, y con la redacción de las indicaciones.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones