“El fraude y la corrupción son una amenaza para el éxito empresarial”

JORGE VIO, SOCIO LÍDER DE ÁREA FORENSE Y SERVICIOS DE INTEGRIDAD DE EY

El Mercurio

Si no se toman medidas, las compañías pueden perder hasta el 5% de sus ingresos por malas prácticas.Más allá de los vaivenes de la economía mundial y de los desafíos que impone la disrupción tecnológica, el fraude y la corrupción se convierten en uno de los mayores riesgos para las empresas, tanto en Chile como en el mundo. Y es una preocupación a considerar, ya que, a nivel global, las compañías pueden perder hasta el 5% de sus ingresos anuales a causa de estas malas prácticas. Según la 15a Encuesta Global de Fraude 2018 realizada por EY, sigue existiendo un nivel significativo de conducta poco ética. 

La encuesta —que se realiza cada dos años y esta vez fue aplicada a 2.550 ejecutivos de 55 países— destaca que el fraude y la corrupción no han disminuido a nivel global. Aunque siguen siendo más frecuentes en los mercados emergentes (52%), una importante minoría de encuestados (20%) reportó corrupción generalizada en mercados desarrollados. Incluso, llama la atención que el 20% de encuestados menores de 35 años dijo que justificaría el fraude o la corrupción para cumplir con los objetivos financieros de la empresa en que trabaja, o ayudar a un negocio a sobrevivir a una recesión económica, En tanto, para los mayores de 35 años, la cifra baja a 13%.

ESFUERZOS INSUFICIENTES

Por otro lado, los encuestados reconocen que la gerencia de la empresa en que trabajan ha introducido políticas anticorrupción, líneas de denuncias y declaraciones de ética. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para una disminución de conductas poco éticas. ‘Para cambiar esta realidad, es fundamental que las empresas cuenten con sistemas de prevención e investigación de fraudes efectivos. 

En nuestra experiencia, por ejemplo, una parte importante de las empresas locales estima que contar con un canal de denuncia es suficiente. Sin embargo, no es así, ya que tenerlo no quiere decir que se esté usando correctamente’, acota Jorge Vio, socio líder del área Forense y Servicios de Integridad de EY. ‘Además, las organizaciones deberían centrar sus esfuerzos en mejorar la efectividad de estos programas mediante la evaluación de la cultura corporativa, los controles y la gobernanza desde una perspectiva de integridad, aprovechando las nuevas tecnologías para proporcionar una mejor información’, añade el experto. 

Por otra parte, entre los beneficios de actuar con integridad está una mejor percepción del cliente y del público y desempeño comercial exitoso, mientras que el costo del no cumplimiento de las leyes, tanto internas de la empresa como las gubernamentales, continúa aumentando. ‘El fraude y la corrupción son una amenaza para el éxito de las empresas’, señala. Entonces, ¿por qué todavía hay conductas poco éticas? ‘Una razón puede ser que no está claro quién es responsable de la integridad dentro de la empresa. Según la encuesta, un 22% cree que es principalmente responsabilidad de una persona. Es por eso que las empresas deben establecer una expectativa clara a sus empleados y terceros con respecto a su responsabilidad por la integridad’, indica Vio.

EN CHILE

En nuestro país, la situación no es menos preocupante, aunque en algunos puntos es mejor que en los países vecinos de la región, y en ocasiones cercano al nivel que los países desarrollados. Es así como el 34% de los encuestados señala que el soborno y las prácticas corruptas son comunes en Chile, frente al 74% de Sudamérica. 

En tanto, cuando se preguntó por quién es el responsable de garantizar que los empleados se comporten con integridad, la mayoría (52%) indicó que es responsabilidad de la administración de la empresa, en cambio en Sudamérica 41% opinó lo mismo, y en países desarrollados, 44%. Donde Chile queda al debe es en el caso de si el ofrecimiento de pagos en efectivo se justifica para ayudar a una empresa a sobrevivir a una recesión económica, el 14% dijo que sí, lo que supera a Sudamérica (10%) y a las economías avanzadas (6%).
Recuadro¿QUÉ HACER PARA ABORDAR UN CASO DE FRAUDE Y/O CORRUPCIÓN?

Jorge Vio, socio líder de área Forense y Servicios de Integridad de EY, entrega algunos puntos relevantes a considerar para abordar un caso de fraude y/o corrupción.

• Las primeras 48 horas de investigación son fundamentales. Por eso, detectar un fraude a tiempo es clave para evitar importantes pérdidas para las compañías, no solo monetarias, sino que también reputacionales. 

• Tener un plan de gestión de riesgos integral debe ser parte fundamental de la estrategia de las empresas. De esta forma, se evitan casos de corrupción, fraude e incluso de colusión. 

• Contar con un enfoque de contención proactivo que involucre el análisis y la evaluación permanente de los principales riesgos de fraude. La identificación de controles preventivos que mitiguen estos riesgos, así como un sistema permanente de monitoreo a través de herramientas de análisis de datos, son dos maneras que han probado ser efectivas para combatir este problema. También es clave contar con un análisis predictivo (Forensic Data Analytics) para disminuir el riesgo.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones