“Varias medidas de la reforma tributaria favorecerán la inversión y el crecimiento”

ANITA DE CASPARIS, JEFA GLOBAL DE IMPUESTOS DE MAZARS:

El Diario Financiero

Asegura que el país debiera converger a menores tasas de impuesto corporativo, en línea con los países de la OCDE. ‘Algunos, incluso la ubican bajo el 20%’, señala.La reforma tributaria comienza a avanzar en su trámite legislativo. El proceso se roba las miradas no solo de los analistas locales, sino que trasciende las fronteras. La jefa global de impuestos de la auditora francesa Mazars, Anita de Casparis, ve con buenas perspectivas el impacto de la integración del sistema en la economía chilena.

Desde sus oficinas en Utrecht, en los Países Bajos, la ejecutiva aborda también la tendencia de varios países miembros de la OCDE de reducir sus impuestos corporativos, asegurando que Chile debiese alinearse con la tendencia global.

– Respecto a Chile, ¿cómo ha visto la discusión actual de la reforma tributaria?

– Mi entendimiento es que varias de las medidas contenidas en el proyecto de modernización tributaria favorecerán la inversión y el crecimiento económico, como el retorno a un sistema único completamente integrado entre la tributación a nivel corporativo y los impuestos finales a la renta, un régimen mejorado para las PYME y un sistema más rápido de devolución de IVA en la adquisición de bienes del activo fijo.

Algunos meses atrás, Pascal Saint- Amans (OCDE) señaló que un sistema único y completamente integrado de tributación podría favorecer un mayor nivel de inversión, restablecer la neutralidad tributaria del sistema y reducir sus costos de cumplimiento, a la vez que genera una mayor certeza tributaria. En general, yo comparto esa opinión.

– ¿Considera sano que cada cuatro años un país esté modificando su sistema tributario?

– Para los contribuyentes, la estabilidad en su propia situación tributaria y en la del régimen es muy relevante. Las nuevas reglas causan incertidumbre y ponen presión adicional sobre los contribuyentes y sus asesores tributarios. Sin embargo, si consideramos los cambios experimentados por la economía y su marco legal, parece inevitable que los países se vean obligados a modificar sus regímenes tributarios con regularidad. En ese contexto, incluso una reforma cada cuatro años puede ser un período demasiado extenso.

– ¿Debería la reforma tributaria en Chile haber contemplado una rebaja del impuesto a las empresas?

– La tasa de impuesto corporativo es una parte muy visible de un sistema tributario. De hecho, es normalmente utilizada como primer punto de comparación entre los sistemas de distintos países. Entre los miembros de la OCDE, la tasa del impuesto corporativo ha disminuido, mientras la base imponible se ha ensanchado. Una tasa de impuesto más baja disminuye el interés por las planificaciones tributarias agresivas.

Al contrario, en este escenario, los contribuyentes ponen mayor atención en informar su situación a las autoridades y dar cumplimiento a las normas tributarias.

Una reducción de la tasa de impuesto corporativo en Chile estaría en línea con la evolución a nivel global de esta materia. Aunque el aumento de la tasa en 2014 de 24 a 27% pudo justificarse en dicho período, hoy sería esperable una disminución dado que en los estados miembros de la OCDE las tasas tienden a bajar al 20% o incluso menos.

– ¿Cuál considera que es la fórmula adecuada para aplicar impuestos a la economía digital?

– Claramente, los sistemas tributarios tradicionales no fueron diseñados para gravar las utilidades de la siempre cambiante economía digital. Por eso, necesitan ser ajustados. Nosotros vemos una tendencia global de que los países con una población de consumidores más alta tenderán crecientemente a gravar con impuesto dichas actividades, dado el uso que dicha población hace de la economía digital. El efecto desfavorable lo sufrirán los paraísos tributarios, pues la asignación de utilidades a dichas jurisdicciones y, por consiguiente, su importancia debiese decrecer en este nuevo escenario.

Recuadro‘Parece inevitable que los países se vean obligados a modificar sus regímenes tributarios con regularidad. En ese contexto, incluso una reforma cada cuatro años puede ser un período demasiado extenso’.

Aechile
Aechile
ADMINISTRATOR
PROFILE

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones