Las predicciones para el sector tecnológico

jueves, 28 de febrero de 2019

Economía y Negocios Online

Macarena Navarrete, socia principal de EY Chile 

Qué difícil predecir los temas que serán de interés global este año, en tecnología o cualquier otro ámbito. Así y todo, me arriesgo a compartir temas, algunos existentes que de acuerdo con los estudios de Asesoría en Tecnología de EY se tomarán la agenda y otros que irrumpirán en las empresas. Si bien las tendencias pueden cambiar rápidamente en un contexto tan dinámico como en el que vivimos, considero que este análisis establece puntos de referencias interesantes para lo que se avecina durante 2019.

Entre las tendencias destacamos: Automatización Robótica de Procesos (RPA) a escala, Ciber-infracciones como preocupación de las compañías, 5G y la revolución móvil en la industria de las telecomunicaciones y Blockchain como clave en el crecimiento de las empresas. Las primeras tres se consolidan y la última irrumpe.

RPA. Esta herramienta se demostrará a sí misma a escala: la Automatización Robótica de Procesos (RPA) se está poniendo en práctica en empresas que van desde bufetes de abogados hasta empresas de manufactura industrial pesada. Están surgiendo rápidamente una serie de pruebas piloto en los procesos centrales de las organizaciones. La predicción es que comenzará a cumplir con promesas de reducción de costos y eficiencias operativas. Un pronóstico a más largo plazo es que el ingenio humano y empresarial gestionará un aumento neto de puestos de trabajo a lo largo del tiempo y cambiará fundamentalmente nuestra forma de trabajar. No hay que ver los robots como una competencia a nivel laboral, sino que como una oportunidad para aprender nuevas habilidades y complementar el trabajo humano con estos sistemas tecnológicos que pueden ejecutar procesos repetitivos y manuales, permitiendo que la personas aporten valor a través de la creatividad, conciencia y empatía.

Ciber-infracciones. La seguridad informática y la privacidad seguirán siendo protagonistas en el mundo Tech. Un tema que saldrá a la palestra es el de las infracciones cibernéticas, las cuales podrían convertirse en la mayor amenaza para las marcas de las empresas, haciendo de la seguridad efectiva un nuevo diferenciador competitivo para los consumidores. Es probable que el capital intelectual y los secretos comerciales sean objetivos de los ataques, por lo que las empresas deberán ponerse al día en el fortalecimiento de la protección de la propiedad intelectual. Por otra parte, muchas empresas han adoptado la tecnología de cloud en los últimos años sin tomar las precauciones necesarias; por lo que este año será un punto de inflexión y tendrán que tomar medidas para reforzar sus sistemas y medidas de seguridad.

5G, revolución móvil. Mientras que nuestro país el Gobierno anuncia la licitación en esta tecnología, con lo que nos convertiremos en el primer país en la región en contar con esta quinta generación de telefonía móvil, a nivel mundial la puesta en marcha del 5G de las empresas de telecomunicaciones permanece en gran medida en una etapa piloto y se encuentra centrada en el mercado minorista. 5G no sólo conlleva mayor velocidad de Internet en celulares, sino que también afectará a dispositivos como robots industriales, cámaras de seguridad, drones y automóviles que envían datos de tráfico entre sí. El desafío de esta herramienta se encuentra en que las empresas de TI deberán comprender los tiempos reales que tomará la implementación de 5G –tomando como referencia lo que está ocurriendo en las potencias más avanzadas en esta materia- y actualizar sus estrategias para llevar a cabo este proceso. La pregunta que nos queda es: ¿cuánto tiempo estará dispuesta la tecnología a esperar en las compañías de telecomunicaciones?

Blockchain clave en el crecimiento. Este año las empresas se dedicarán a sentar las bases del próximo gran ciclo de crecimiento con base en blockchain. Estos grandes usuarios pasarán de las transacciones confidenciales seguras a cadenas de bloques públicas, lo que sentará los primeros cimientos para obtener una ventaja competitiva y a la vez empezar a priorizar esta tecnología en casos de uso operacional por sobre lo financiero, donde habitualmente se utiliza hasta ahora.

Para muchas empresas, 2019 podría ser el año que define qué actores son los disruptores y cuáles se convierten en los que se interrumpen. Los ganadores fomentarán la creatividad, se mantendrán a la vanguardia de la innovación y aprovecharán nuevos mercados, al tiempo que mejorarán la eficiencia operativa y gestionarán de mejor manera el riesgo.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones