Cuando la Empresa Familiar Alcanza Altas Dotaciones de Trabajadores, Sube la Probabilidad de que se Formen Sindicatos

Priscilla Serres
Directora Area Laboral Deloitte
La directora del área laboral y tributación de personas de Deloitte participó del foro La reforma laboral en la empresa familiar, organizado por Familias Empresarias de Chile (FEC), donde expuso sobre los cambios que conlleva la nueva legislación y sus efectos sobre las empresas familiares.

—¿A grandes rasgos cómo va a afectar la reforma laboral a las empresas familiares?

—La reforma laboral introduce cambios en materia de sindicatos y negociación colectiva, por lo que sus efectos serán diferentes según se trata de pymes o grandes empresas. Debemos tener presente que la ley laboral no hace distinción entre la empresa familiar y aquellas que no lo son, sino que únicamente las clasifica en micro, pequeña, mediana y gran empresa, según el número de trabajadores de la misma.
En este sentido, probablemente las empresas familiares que califiquen como medianas o grandes, para efectos laborales, sean las que vean mayores efectos en este cambio, por cuanto en ellas suele haber mayor tendencia a la sindicalización y a la existencia de procesos de negociación colectiva. En este caso, los efectos principales vendrán dados por la necesidad de respetar un piso mínimo de negociación, entrega de mayor información a los trabajadores y la imposibilidad de reemplazar trabajadores en huelga.
En el caso de las empresas familiares más pequeñas, por contar con menor número de trabajadores, los efectos de la reforma laboral se verán morigerados por la existencia de normas especiales para las mismas, no obstante que probablemente los últimos cambios legislativos en materia laboral, unidos a esta reforma, conlleven a un control cada más estricto del cumplimiento laboral de los empleadores.

—¿Existe la negociación colectiva en las empresas familiares?

—Las empresas familiares, en cuanto a las relaciones laborales, suelen tener una relación más directa entre la familia empresaria y sus trabajadores, en las que la confianza y afectos que se generan entre empleador y trabajadores permiten mantener relaciones laborales de larga duración. En este sentido, en numerosas empresas familiares, las relaciones laborales se basan en una comunicación directa y constante con los trabajadores, no siendo necesaria la utilización de procedimientos de negociación tan estructurados como el procedimiento de negociación colectiva reglada establecido en el Código del Trabajo.
Sin perjuicio de lo anterior, en aquellos casos en que la empresa familiar alcanza dotaciones significativas de trabajadores, es más alta la probabilidad de que sus trabajadores conformen organizaciones sindicales que las lleven a negociar colectivamente bajo la estricta regulación de la ley laboral al respecto.

—¿Cómo funciona el tema de la contratación en las empresas familiares? ¿Cómo son las relaciones laborales? ¿Hay alguna tasa de sindicalización?

—La contratación de trabajadores en la empresa familiar debe sujetarse a las mismas reglas y formalidades que cualquier empresa, sin perjuicio que en nuestra experiencia, es posible advertir un menor grado de formalización de la relación laboral en la empresa familiar.
La tasa de sindicalización general en Chile es de aproximadamente un 14% a 15%, sin embargo, conforme a antecedentes de la Dirección del Trabajo, la tasa de sindicalización en empresas pequeñas es muy baja, notándose una mayor sindicalización en empresas que superan los 100 trabajadores y notoriamente más alta en empresas que superan los 1.000 trabajadores.

—¿La reforma podría implicar una mayor formalización en las relaciones laborales de las empresas familiares?

—De todas maneras. El control del cumplimiento de la normativa laboral está siendo cada vez más estricto, por lo que no obstante que la familia empresaria suele mantener relaciones de mayor cercanía y confianza con sus trabajadores, para efectos de fiscalización laboral, se le exigirán los mismos estándares que a cualquier empleador.
En este contexto, es importante que la empresa familiar se encuentre debidamente informada de las exigencias laborales que le resultan aplicables según el número de personas que emplea y dé cabal cumplimiento a las mismas. Para estos efectos, se vuelve de total relevancia el mantenerse al día en los cambios de la normativa laboral y el contar con asesores expertos en la materia. Asimismo, resulta beneficioso y recomendable participar de iniciativas y actividades como aquellas impulsadas por la Fundación de Familias Empresarias de Chile, FEC Chile, a través de las cuales se busca promover y apoyar a la familia empresaria en la gestión de sus recursos y su profesionalización.

—¿Qué adecuaciones podrían implementarse más adelante en la reforma?

—De momento no se vislumbran nuevas modificaciones a la reforma laboral, sin embargo, sería ideal que en un futuro no muy lejano se incorporaran normas especiales para la negociación con grupos negociadores, como asimismo, regulaciones tendientes a otorgar mayor flexibilidad en materia laboral, trabajo de mujeres y jóvenes, medidas de incentivo al empleo, etc., con el objetivo de aumentar los índices de empleabilidad del país.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones