Un mundo de ideas para Chile 2020

21 de diciembre 2018

Diario Financiero

Cristián Bastián SOCIO PRINCIPAL KPMG-

La diversidad, los nuevos talentos y los espacios que promuevan la innovación, la multiculturalidad y el encuentro de distintos actores, empresas, emprendedores, comunidad, gobierno, entre otros, así como el establecimiento de los ecosistemas, cada día toman mayor importancia en la agenda de las empresas y los países, en la búsqueda del camino necesario para enfrentar los nuevos desafíos y adaptación en un mundo cada vez más complejo y conectado.

En un reciente estudio de Innovación de la Tecnología Global 2018 de KPMG, más de 800 líderes globales de la industria tecnológica analizaron los principales mercados del mundo para escoger los países más prometedores en materia de innovación y desarrollo de nuevas tecnologías.

Dentro de las conclusiones que recogió este estudio, se destaca que por segundo año consecutivo el mercado predilecto fue Estados Unidos, con un 34% de las preferencias. En segundo lugar, casi como una tónica sistémica, se ubicó China con el 26% de los votos, lo que refleja la cercanía que en esta carrera tienen ambos países. Más allá de las diferencias en el modelo social y económico de las dos grandes economías del mundo, pareciera que hace años coinciden en que la innovación es el área disruptiva que moverá el mundo en las próximas décadas.

Este diagnóstico ha propiciado que los esfuerzos —y recursos— de las grandes industrias de estos gigantes globales se enfoquen en tecnologías disruptivas que hace unos años sólo podíamos apreciar en el cine: IA (Inteligencia Artificial), IoT (Internet de las cosas), robótica e innovación social, son hoy realidades que pronto podremos disfrutar en la cotidianeidad de nuestras tareas.

Otra de las conclusiones de los 800 líderes globales de tecnología que participaron en el estudio fue, precisamente, que la innovación se ha descentralizado a nivel mundial, siendo hoy patrimonio de la humanidad más que un atributo de alguna nación. Algunos países están progresando rápidamente, mientras que otros aún enfrentan desafíos macroeconómicos y de infraestructura que no les permiten establecer la tecnología como elemento prioritario. Lamentablemente, Chile y los otros países de Latinoamérica no aparecen mencionados en el ranking, lo cual es un desafío y también una oportunidad para que nuestro país sea un líder regional.

Hoy vivimos en el mundo de las ideas y en Chile bien lo sabemos. Con más de dos millones de emprendedores, nuestro país posee una de las mayores tasas del mundo en una realidad que no se detendrá, puesto este año se establecerá el récord histórico de creación de empresas.

Muchos factores afectan la percepción de un país como centro de innovación, lo que incluye políticas e incentivos gubernamentales favorables, aceleradores, parques tecnológicos, inversiones corporativas e infraestructura de vanguardia. Pero en todos los casos hay un elemento en común: historias de éxito que se vuelven extremadamente populares y sirven de inspiración para motivar a los talentosos que aún no han dado el paso.

Recuadro ‘Las historias de éxito que inspiran son esenciales para la imagen de un país como centro de innovación’.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones