¿Dónde debe poner el corazón mi directorio?

20 de diciembre 2018

Diario Financiero

Cristián Lefevre PRESIDENTE DE EY CHILE

Política interna, preparación del directorio, transformación digital, una empresa como actor en una sociedad interconectada. Los factores pueden ser muchos y el foco se nos puede desviar. ¿Dónde debemos poner el corazón como directorio? Los miembros, al ser electos, ¿a quién le debe fidelidad? ¿A los intereses de quien los nominó o de la organización? Ya dirimir esto es un asunto político que involucra a persona, empresa, accionistas y otros integrantes del directorio.

No obstante, la respuesta es clara: un director, sea de empresa pública o privada, debe buscar el bien común de su organización. Con nuestras individualidades, debemos trabajar en beneficio de la organización común. Sólo así la empresa tendrá buenos resultados, porque todos los directores estarán trabajando para ella y no para cada uno.

Innegable es que la política es un asunto primordial en un directorio: con quién y cómo nos relacionamos para conseguir los objetivos comunes. Debemos evitar que esa natural actividad política –por algunos llamada ‘capacidad de negociación’– termine ensimismada o en los intereses de quien lo nominó. Es difícil, pero necesario: nuestro bien común es el de la compañía.

¿Cómo se logra? Con un gobierno corporativo formado para su labor. Pero, ¿están preparados los directores para su labor? ¿Con qué criterios son nombrados? Estas y otras preguntas hay que resolver antes de elegir un nombre. Si no hay una profesionalización del directorio, habrá que pensar un plan que lo forme y dé las herramientas para cumplir su rol con el foco puesto en el corazón del negocio. Más aún cuando un 86% del mercado chileno cree importante que los directorios se formen en gobierno corporativo, según el estudio ‘La Voz del Mercado’, de la Bolsa de Santiago y EY. ‘Poner al centro del directorio los asuntos de la empresa’. Con esto en mente, 2019 será un año en que podremos avanzar en una economía que está ad portas de dar un salto. En un mundo que crece y se interconecta exponencialmente, donde los ejes son movidos por la Transformación Digital y cómo las personas vivimos con ella.

Si el foco de la entidad está en intereses ajenos a la misma, ¿cómo podrá enfrentar las oportunidades y desafíos de la Transformación Digital, por ejemplo? Sólo 34% de las empresas está adaptando su cultura organizacional para la digitalización, según el estudio ‘La Voz del Mercado’.

El horizonte se movió y lo vemos en los reportes integrales que presentamos. Ya no sirve sólo el informe financiero: hoy debemos dar cuenta de aquellos hechos que a la sociedad impactan. Esto pasa porque la gente ve a las empresas como actores de la sociedad que impactan su día a día. Este es un gran remezón que no podemos ignorar.

Un directorio profesional, formado para cumplir su labor, independiente de intereses políticos personales, con la mente y el corazón en la misión de la empresa, es tierra fértil para conseguir los cambios necesarios, ordenar la casa y esperar un 2019 con perspectivas de transformación y mucho éxito.

Recuadro ‘Un directorio profesional, independiente y comprometido con la misión es esencial’.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones