Gasto necesario… y razonable

El Diario Financiero

LORETO PELEGRÍ H. SOCIA SERVICIOS LEGALES Y TRIBUTARIOS DE PWC CHILE

Señora Directora: Sorprendió gratamente una modificación propuesta en la reforma tributaria, la cual hacía mucho tiempo que debió haberse incorporado: el concepto de gasto. Esta modificación viene verdaderamente a modernizar el concepto y hacerlo más acorde a la realidad económica. Este ajuste es algo que ninguna de las reformas anteriores había tratado y que es muy importante para el desarrollo de las empresas.

El concepto que hoy tiene el SII y que siguen los Tribunales de Justicia, por una interpretación literal de la palabra ‘necesario’, es que el gasto debe ser obligatorio, ineludible e indispensable. Con esta interpretación, el contribuyente históricamente ha terminado pagando impuesto multa sobre gastos rechazados por desembolsos que son absolutamente vinculados al negocio y que pueden ser voluntarios (como una indemnización laboral o gastos destinados al esparcimiento del personal) u obligatorios (como el pago de una cláusula penal o indemnización contractual por el término anticipado de un contrato).

La propuesta que está haciendo el gobierno va en la dirección correcta, pues un gasto necesario debe ser todo aquel gasto razonable que encuentre relacionado directa o indirectamente al giro o actividad del contribuyente, lo que no significa que sea indispensable.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones