“Hay una evidente moderación en las expectativas económicas”

13-08-2018

Diario Financiero

Dice que preocupación de empresas por guerra comercial se debe a su directa relación con la contracción económica.

Para la socia principal de EY Chile, Macarena Navarrete, los resultados del estudio revelan una real preocupación de las empresas por la guerra comercial entre China y EEUU.

– ¿Cómo se explica la expectativa de mayor crecimiento?

– De acuerdo a nuestra encuesta, hay una evidente moderación en las expectativas económicas. Aunque las empresas están optimistas respecto del crecimiento económico, en todos los demás aspectos (utilidades, ventas, contratación de personal, etc.) lo están menos que en la medición que realizamos en diciembre 2017.

– Llama la atención el menor aporte del cobre y las materias primas, ¿se ve algún grado de duda del crecimiento económico por este factor?

– Existe un importante revés con respecto al impacto del precio de las materias primas. Quienes indicaron un impacto positivo se redujeron a un 20%, mientras que quienes indicaron un impacto negativo se duplicaron, llegando al 34%, en comparación a diciembre pasado. Las expectativas positivas de 2017 se explican por la constante alza de precios de las materias primas durante ese año. Esto se contrasta con las proyecciones del Banco Central de Chile sobre los precios del cobre y el petróleo para 2018, que van a la baja, lo que socava las expectativas de los encuestados este año.

– ¿Qué rol está jugando la guerra comercial?

– El complejo escenario político mundial se correlaciona directamente con una contracción de la economía. Además de la guerra comercial, los factores que explican el comportamiento de los mercados son el fuerte posicionamiento del dólar y las alzas del tipo de interés de la Reserva Federal de EEUU.

– En el escenario político interno, ¿cómo se explica esta moderación de expectativas que hay en torno a la administración Piñera?

– Uno de los factores que pudo incidir en las expectativas es que dentro de los cambios tributarios o simplificación que prometió durante su campaña el presidente Sebastián Piñera, se incluía la rebaja al impuesto corporativo o de primera categoría, pero, finalmente, se desistió argumentando la necesidad de hacerlo por el déficit fiscal estructural existente. Es fácil criticar ese medida, pero lo cierto es que no existen datos disponibles que permitan una evaluación seria de si es posible llevar realmente a cabo una reducción de tasa que no impida realizar las acciones necesarias para responder a las necesidades de la comunidad (demandas sociales).

– Aunque no es parte de la muestra, ¿qué efecto puede tener el acotado cambio de gabinete de este jueves?

– Frente a las críticas recibidas por el gobierno, este mantuvo estabilidad en sus cartas y salió a defender su administración. Esto puede ser interpretado como una señal de estabilidad y respaldo.

Recuadro ‘Un factor que pudo incidir en las expectativas es que dentro de los cambios que prometió Sebastián Piñera se incluía rebajar el impuesto corporativo, pero finalmente se desistió’.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones