Navarrete y reforma: “Estoy por reintegrar el sistema y reducir declaraciones juradas”

28 de junio 2108

El Diario Financiero

Macarena Navarrete es optimista de la forma en que se ha desarrollado el debate tributario. La socia principal de EY -la primera mujer en alcanzar ese cargo en nuestro país- señala que, a diferencia del proyecto de 2014, la discusión se ha logrado mantener ‘más a nivel sustantivo que de detalle’, lo que le parece ‘bueno’ porque el sistema tributario afecta al país en su totalidad ‘y debe permitirse a todos participar’.

La abogada propone fórmulas para simplificar el régimen, poniendo el foco en reducir la carga administrativa sobre los contribuyentes.

Especial análisis hace sobre la economía digital, luego del anuncio de Hacienda la semana pasada.

– ¿Coincide con Hacienda de que lo más relevante es la modernización del sistema, por sobre las tasas corporativas?

– Ambas cosas son importantes. Entender el sistema tributario y poder prever cuánto debe pagarse es muy importante para todos los agentes económicos. El sistema debe ser fácilmente entendible y predecible.

A nivel de pequeño contribuyente el costo del cumplimiento tributario puede ser muy relevante.

Posteriormente, el costo de lidiar con problemas con el SII (declaraciones no aceptadas, fiscalizaciones, citaciones) es relevante también. Hay que tener presente que el costo de cumplimiento, fiscalización y controversia es regresivo: proporcionalmente es mucho más significativo para contribuyentes pequeños.

La baja de tasas también puede ser relevante para el fomento de la actividad económica. Sin embargo, el problema es más bien si podemos permitirnos una rebaja de tasas en este momento considerando el déficit fiscal y las necesidades urgentes que el país tiene en varios frentes.

– ¿Es indispensable eliminar la dualidad entre integración parcial y renta atribuida?

– No me parece indispensable ir a un sistema único de tributación de empresas. Es importante tener un sistema integrado o semi integrado que fomente la reinversión de utilidades al interior de las empresas. Sin embargo, no veo como una cosa negativa tener un sistema atribuido que, a cambio de una tasa reducida corporativa, los socios estén dispuestos a adelantar su tributación personal.

Por otra parte, a nivel de Pyme el sistema de renta simplificada (14 ter) no está disponible para todas y poder darles acceso a un sistema con dos puntos menos de impuesto corporativo puede ser un oxígeno importante.

– ¿Cuál sería su fórmula para simplificar el sistema?

– Yo estoy por reintegrar, reducir declaraciones juradas y establecer plazos más realistas.

– ¿Cuán urgente es aclarar la norma antielusión?

– Las normas generales antiselusivas tienen por objetivo contener espacios de elusión no previstos por el legislador. Como tal, no pretendo que se transforme en un catálogo legal de casos. Sin embargo, creo que hay principios muy importantes que robustecer y asuntos que aclarar.

El sentido de la norma es que el contribuyente no haga cosas sin sentido económico sólo por ahorrar impuestos. Sin embargo, una vez que un contribuyente decide hacer algo por ser económicamente razonable, puede legítimamente optar por hacerlo del modo que más racional sea desde el punto de vista tributario (economía de la opción). Esto debe quedar claro, si no nadie está a salvo a menos que busque pagar más.

Economía digital: el desafío

– ¿Cuáles son las principales complicaciones para diseñar el impuesto a la economía digital?

– Los sistemas tributarios en general se basan en cobrarles impuestos a los residentes (…) También se basan en poner la carga de la recaudación en pocas personas más institucionalizadas, por ejemplo el empleador que declara por sus empleados.

Las plataformas están representadas por empresas que a veces no tienen presencia en Chile, por lo cual someterlas a fiscalización nacional no es cosa sencilla.

– ¿Cómo diseñaría el impuesto?

– Me gusta el sistema que tiene Eslovaquia, que mejorado y ampliado es en esencia el que entra en vigencia en Italia en 2019. Este es un sistema de establecimiento permanente digital. Básicamente, se establece que es residente y que tributa como tal una entidad que, sin tener presencia física, tiene presencia económica continua y significativa. Así las cosas, las responsabilidades recaen sobre la empresa (Uber, Netflix, Airbnb, etc.) y no sobre sus usuarios o empleados. La ventaja es que hay un sólo responsable a quien fiscalizar. La complejidad es perseguir a ese contribuyente sin presencia en Chile.

Recuadro ‘A nivel de pequeño contribuyente el costo del cumplimiento tributario puede ser muy relevante. Posteriormente, el costo de lidiar con problemas con el SII es relevante también’.

‘No me parece indispensable ir a un sistema único de tributación de empresas’.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones