NUDA VERITAS

jueves, 10 de mayo de 2018

Economía y Negocios Online
Francisco Selame Socio de PwC

Con motivo de la conmemoración de los 100 años de la muerte del pintor secesionista Gustav Klimt, y con el fin de hacerlo más accesible al público, uno de sus cuadros más complejos “Nuda Veritas” ha sido trasladado temporalmente desde la Biblioteca Nacional de Viena hasta el Museo Kunst Historiches de la misma ciudad.
En el cuadro, de particulares proporciones, una joven mujer desnuda sostiene un espejo vuelto hacia el espectador, compeliéndonos a mirarnos en él. Completa la escena una serpiente vencida a sus pies y una cita del poeta Schiller que señala que nuestras acciones no sólo no pueden complacer a todos, sino que sería peligroso que así fuera.

El desafío más importante que enfrentan los autores y defensores de la Reforma Tributaria que ahora quiere modificar el nuevo gobierno, es mirar a través de ese espejo la verdad desnuda de un proyecto a tientas. Y aunque nadie duda que pretendía recaudar con buenos y nobles fines, ha quedado más que en evidencia que lo hizo sacrificando la técnica y el rigor, desechando la experiencia acumulada de profesionales y contribuyentes y descuidando el entendimiento meridiano que se requiere de las normas impositivas.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones