¿Puede un reporte financiero innovador aumentar la confianza en un mundo volátil?

Chris Heidrich · Reportes financieros de empresas
Jueves, 22 de marzo de 2018, 17:35

El informe financiero clásico es usualmente un documento estático, es decir se trata de un reporte impreso o en formato electrónicos que por su naturaleza usualmente no son editables por el usuario. Dependiendo del volumen de data a incluir en el informe financiero, su emisión se puede demorar semanas y a veces meses. Si una empresa emite su informe anual al 31 de marzo del año siguiente, entonces pasó mucho tiempo entre obtener la información y la realidad. El mundo sigue y no espera la información financiera. Puede ser muy tarde obtener información financiera anual recién tres meses después cuando el mundo ya es otro.

Por ende, los requerimientos de información son cada vez más dinámicos y se requiere una alta velocidad en el análisis de los informes. Por ende parece tener sentido usar un “Smart reporting” que puede consistir tanto en la posibilidad que el lector intervenga en la generación de la información (¿cuál información quiere ver el usuario al principio?, que en el uso de tecnología por parte de la compañía para que la información llegue a los usuarios en un formato mejor editable. Robots no solamente pueden ayudar en contabilizaciones del día-día, como pago a proveedores, sino también pueden usarse para el análisis de información financiera en la rápida generación de los KPI (“key performance indicators”).

Por ello, con el fin de satisfacer los requerimientos de información de los usuarios, el informe innovador no solamente tiene que prepararse más rápido. También debe contener flexibilidad para que los usuarios puedan buscar exactamente la información que necesitan de una forma interactiva. Y por último es importante que el informe se prepare en un formato que permita el fácil análisis de robots u otras herramientas de data analitics.

Los desafíos son varios: No solamente existen riesgos en el manejo de la data en si, como cyber seguridad, sino también va a ser necesario proporcionar aplicaciones de software a los usuarios que les permite de forma interactiva generar data a su medida. Eso requiere estandarización de la data y acceso de los usuarios a una base de data sin tener la posibilidad de modificar estos. Por último, la estandarización debería considerar que cuente con amigabilidad hacía el uso de robots y de analítica.

Por los cambios en los requerimientos de información y por los requerimientos de plazos cada vez más cortos, los informes financieros de hoy día pronto serán un asunto del pasado. Los usuarios estarán en condiciones de activamente generar información en la forma que prefieren, y por su parte los robots van a ejecutar análisis de los KPI y el cumplimiento de covenants.

Chris S. Heidrich

Partner EY

Financial Accounting Advisory Services

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones