Que quede en Familia

12 de Febrero – La Tercera

Opinión-  Rodrigo Benítez -Socio Tax & Legal BDO

Durante los últimos años en Chile, con la repatriación de capitales y el impuesto sustitutivo del FUT, los patrimonios se han concentrado en personas naturales. Si a lo anterior se añade que hoy está limitada la planificación tributaria agresiva y el uso de seguros de vida con ahorro, ¿cómo implementar entonces la sucesión de una a otra generación?

Un líder de familia o ‘pater familias’ quiere dar continuidad a la empresa, desea perpetuarla luego de su retiro mediante un traspaso ordenado a las nuevas generaciones. Para esto, ¿qué mejor que un family office? Es decir, una organización familiar que dé continuidad a los negocios, mantener las inversiones y establecer un plan coordinado que permita la sucesión de manera armónica, definiendo de antemano los pilares básicos sobre los que se sustenta.

Definido este ‘fin último’ u objetivo, es relevante contar con un protocolo familiar, similar a un pacto de accionistas entre sus miembros. En él, la familia se pone de acuerdo en múltiples aspectos que dicen relación con la fórmula de administración del patrimonio y su repartición, y la convivencia entre las partes. Por ejemplo, define qué sucede si un hijo quiere vender o retirarse, si un hijo se divorcia o hay uno de ellos en condición desmejorada; se preocupa de cómo van a ingresar los nietos o bisnietos al family office; establece quiénes pueden ingresar al directorio o realizar nuevos negocios.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones