Certeza Tributaria

jueves, 28 de diciembre de 2017
Economía y Negocios Online

Francisco Lyon Socio Líder de Tax & Legal de KPMG Chile
Tras las elecciones presidenciales, se espera una nueva reforma que, según se ha señalado, apuntaría tanto a una moderación del impuesto corporativo, como a una paulatina integración del sistema parcialmente integrado, entre otros perfeccionamientos específicos, como la adopción de medidas con miras a una mayor simplificación de nuestro sistema tributario e incentivos a la pequeña y mediana empresa.

Junto con destacar esta iniciativa, bajo diversas consideraciones técnicas que así lo sugieren, es importante no perder de vista la preocupación permanente que debe existir en cuanto al fortalecimiento de nuestro ambiente de negocios y, como expresión de este último, la importante seguridad jurídica de los contribuyentes en el desarrollo de sus actividades, la cual supone -entre otros aspectos- la certeza que debe existir sobre los efectos de los actos realizados por los obligados al pago, en un marco legal claro.

Se trata de una tarea que no se agota en la ley, sino que asimismo exige una sólida justicia tributaria y un continuo esfuerzo de la autoridad administrativa.

En tal sentido, sería propicio seguir avanzando en la fijación de parámetros en materia de fiscalización de pérdidas de arrastre, que consideren la gran dificultad de los contribuyentes de contar con toda una rigurosa exigencia formal y documental, lo que no hace, en la mayoría de los casos, sino entrabar el derecho de todo contribuyente en su futura utilización, en particular cuando se trata de revisiones sobre hechos ocurridos hace muchos años.

En caso alguno se trataría de debilitar el rol fiscalizador, menos aún afectar el interés fiscal, pero si eficientar dicho rol, fortaleciendo la seguridad jurídica de los contribuyentes, en cuanto a la utilización de un derecho que, al menos hasta hoy, establece la ley.

Descargar pdf (288 kb)

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones