DÍA DE TODOS LOS SANTOS Y EL CEMENTERIO GENERAL

*Apunte histórico del Sr. Carlos Valdivieso

Estimados lectores

El pasado 1 de noviembre se celebró el día de todos los Santos, fecha que las personas suelen concurrir a los cementerios; veamos algo de ese día y del  origen  del Cementerio General, que es el principal de Santiago.

El día 1 de noviembre fue establecido por el Papa Urbano IV (Papa N°182 que  fue Papa entre 1261 y 1264) en honor  de todos santos de la Iglesia Católica.

“Como Santiago necesitaba un cementerio, el Senado  nombró al destacado vecino de la ciudad Joaquín Valdivieso, para  hacer las gestiones para adquirir el predio de los Dominicos al norte de la ciudad, el actual barrio de Recoleta. Ese “potrerillo” de los religiosos reunía todas las características para la construcción del Cementerio, distante de la ciudad y contiguo al Cerro Blanco desde donde podían extraerse las piedras para la fundaciones del camposanto y las primeras sepulturas”. (Fuente Historia  del  Cementerio General), esto ocurría poco antes de 1820.

El Cementerio fue inaugurado por el Director General Bernardo O higgins el 9 de diciembre de 1821.

“Pero hubo que reunir fondos y el Gobierno, terminada la Guerra de la Independencia no los tenía. Ohiggins discurrió lo que se trascribe “En los tiempos de la fundación del Cementerio, la nieve era un bien muy preciado, por un lado servía para la fabricación de helados, todo un lujo para la época y por otro permitía la conservación de los alimentos de los hogares capitalinos. La nieve era traída desde la Dehesa hasta la ciudad a lomo de mula. A Santiago llegaba desde la cordillera apenas dos barriles de nieve, por su escasez el precio de ella era muy alto. Pocos tenían derechos gratuitos de nieve, entre ellos estaban las autoridades del cabildo de Santiago. OHiggins les quitó el beneficio a estos últimos y se lo cedió a la administración del Cementerio para que este se dedicara a venderlo a las heladerías de la capital” (Fuente Historia del Cementerio General).

El Cementerio General ocupa 86 hectáreas y más de alguno de nuestros lectores debe tener un deudo enterrado ahí.

 

 

 

* Este apunte tiene por objeto distraerse en la actividad diaria de los lectores; no soy un historiador, pero por años he ido reuniendo material de contabilidad, auditoría y algunas otras materias, históricas tanto de Chile como del extranjero. Solicito leer este apunte en ese contexto, sin mayor rigor y para relajarse en el   fin de semana que se inicia.

AEChile
AEChile
ADMINISTRATOR
PROFILE

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones