VINO

*Apunte histórico del Sr. Carlos Valdivieso

Estimados lectores

Con tanto partido de futbol, asados y alegrías, me dije, hablemos algo de vino, rubro en el que Chile ya superó las exportaciones por US$ 1,5 mil millones anuales, incluso China ya superó a EEUU en compras a Chile.He tenido como fuente la Biblioteca Nacional, la web, algunos párrafos copy y paste y algo de mi archivo.

Los orígenes del vino

No hay claridad; el verdadero vino se habría originado en la Edad de Bronce 3.000 AC, los arqueólogos encontraron evidencias en Súmer en tierras regadas por el Tigris y el Éufrates.

Desde ahí fue a Egipto donde competía con la cerveza, los egipcios tenían vasijas de barro y producían vino tinto y se guardaba en ánforas por varios años, era símbolo de estatus y los faraones se enterraban con ánforas con vino.
En el 700 a.C., el vino llegó a la Grecia clásica. Los griegos tomaban el vino aguado, se empleaba en ritos religiosos, funerarios y fiestas populares, además, asignaron al vino una divinidad: Dyonisos, que aparece siempre representado con una copa en la mano. Los griegos crearon recipientes de diferentes tamaños para el almacenamiento y servicio del vino: ánforas de gran tamaño, que se sellaban con resina de pino; cráteras de tamaño medio.

El vino en el Imperio Romano

La elaboración de vino se introduce en Italia en el 200 a.C. Los romanos adoptan al dios griego del vino cambiándole de nombre, así, Dioniso se convierte en Baco, símbolo de la festividad asociada al consumo de vino. Los romanos hicieron gala de su técnica creando variedades e injertos.
Los romanos celebraban cada año la fiesta de la vendimia. El primer mosto era mezclado con miel (obtenían lo que se conocía como mulsum, una apreciada bebida que se servía al comienzo de los banquetes), y el resto se almacenaba para que fermentara en grandes tinajas de barro. Aparece la figura del viñatero (antecesor del bodeguero moderno), quien añadía al vino sustancias para blanquearlos (los vinos blancos eran los más valorados por los romanos, Símbolo de riqueza, poder y lujo, el vino blanco se servía en copas de cristal en las casas de los nobles, mientras que el vino tinto se servía en las tabernas populares (como así han confirmado excavaciones realizadas en ciudades como Pompeya).

Desde Italia, el cultivo de la vid se extiende hacia Galia (Francia). Los galos imitaron a sus vecinos del norte de Europa, quienes usaban barricas de madera para conservar la cerveza, y emplearon estas barricas para almacenar el vino. Los visigodos heredaron la tradición romana del cultivo de la vid y elaboración del vino. Una tercera parte de la vieja Europa se siembra de vides y se produce vino en Alemania, Francia, Italia y España, entre otros.

 

El vino en la Edad Media

Durante la Edad Media, las tierras (y con ellas los cultivos de vid) pasan a ser propiedad de la Iglesia y los reyes. Así, la elaboración del vino queda circunscrita a monasterios y castillos. En este periodo se hace extensivo el uso de las barricas de madera para almacenar el vino y, en la Península Ibérica, los Reyes Católicos iban reconquistando territorio a los musulmanes, terrenos en los que se replantaban vides.

 

El vino en la Edad Moderna

Los colonizadores españoles llevaban la vid al Nuevo Mundo Se abre una nueva etapa en la historia del vino, con el perfeccionamiento –en los siglos XVII y XVIII– de las técnicas de vinificación. En este periodo, los vinos de Borgoña, Burdeos y Champaña (Francia) adquieren parte de su posterior fama mundial, gracias, en gran medida, a los comerciantes del norte de Europa. Comienzan a utilizarse las botellas de vidrio para conservar el vino y se inventa el tapón de corcho. También en este momento, el monje Don Pérignon descubre cómo elaborar el vino espumoso en la región de Champagne.

 

El vino en América

 

“El 20 de marzo de 1524, Hernán Cortés firmó un decreto donde se ordenaba que todos los españoles con encomiendas debían plantar anualmente mil viñas españolas y autóctonas por cada cien indígenas a su servicio para lograr una hibridación rápida en las nuevas tierras.Fuente Wikipedia

 

El vino en Chile

 

Las primeras vides plantadas en Chile fueron traídas a mediados de 1550 por los misioneros de España, quienes querían producir vinos de mesa y para las celebraciones eucarísticas. Estos varietales (vino elaborado con un sólo tipo de uva) españoles produjeron vinos chilenos durante varios siglos.

 

“Durante los primeros años de la colonia, en casi todos los solares de Santiago y las chacras circundantes, habían parrones y se producía vino para el consumo personal. Con el tiempo, esta práctica se extendió por el territorio desde Coquimbo hasta Concepción y hacia 1594, se producían en el país 100 mil arrobas anuales, equivalente a 1,6 millones de litros de vino…

Aun cuando la producción vitivinícola fue destinada preferentemente al consumo interno, parte de ella se exportó a los países vecinos. En 1794, la corona española, como una forma de proteger el comercio de vinos españoles, dictó una orden real prohibiendo la exportación de vinos chilenos a Nueva España y Nueva Granada.” Fuente Biblioteca Nacional.

Consumo de vino per cápita

Tomando dato del Wine Institute se tiene que los primeros diez países son :

Ranking País Consumo litros de vino al año per cápita
1 El Vaticano 52,26
2 Andorra 42,26
3 Croacia 44,2
4 Eslovenia 44,07
5 Francia 42,51
6 Portugal 41,74
7 Suiza 40,49
8 Macedonia 40,41
9 Moldavia 34,18
10 Italia 33,3

Notas

1 Chile tiene un consumo de unos 13 litros por año y bajando; a la juventud no le gusta mucho el vino

2 Consulté otra fuente que también tiene al Vaticano como 1

 

* Este apunte tiene por objeto distraerse en la actividad diaria de los lectores; no soy un historiador, pero por años he ido reuniendo material de contabilidad, auditoría y algunas otras materias, históricas tanto de Chile como del extranjero. Solicito leer este apunte en ese contexto, sin mayor rigor y para relajarse en el fin de semana que se inicia.

AEChile
AEChile
ADMINISTRATOR
PROFILE

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones