Nacimiento de Gabriela Mistral

*Apunte histórico del Sr. Carlos Valdivieso

Gabriela Mistral, seudónimo de Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, fue una poetisa, diplomática, feminista y pedagoga chilena que nació  en un día como hoy el 7 de abril de 1889 en Vicuña y murió 10 de enero de 1957, en Nueva York.

Este pequeño apunte sólo hace un recuerdo general, sin entrar a lo literario, para recordar su fecha de nacimiento.

“Se convirtió en la primera escritora latinoamericana en recibir el premio Nobel de Literatura en 1945. Este reconocimiento no se debió sólo a la belleza de sus composiciones poéticas, como las canciones de cuna que tan bien conocemos, sino también a su carácter luchador y comprometido que la llevó a defender el derecho de las mujeres a la educación y la unificación de nuestro continente.

Tan importante como su poesía fue su labor como pedagoga y diplomática, trabajando como cónsul y embajadora en distintos países de América y Europa, lugares donde siempre cumplió una gran labor de difusión cultural junto a los intelectuales más destacados de la época.

Gabriela Mistral murió el 10 de enero de 1957 en Nueva York, Estados Unidos, donde ocupaba el cargo de cónsul.  Su cuerpo fue repatriado a mediados de año y sepultado en Santiago.  Tres años más tarde, se le trasladó a Montegrande, en el valle de Elqui, pues en su testamento dejó escrito: “Es mi voluntad que mi cuerpo sea enterrado en mi amado pueblo de Montegrande”, donde vivió en su infancia y adquirió el amor por la poesía.” (Fuente, publicación Efeméride)

Van dos anécdotas:

1.” Su primera y amarga experiencia en la niñez, ocurrió cuando la Directora del Colegio La Unión, le diagnosticó como “una retrasada mental”. Fue devuelta a su casa, diciéndole a su madre: “Que no serviría para otra cosa que, las labores domésticas”. Su formación cultural se debe a la constancia y voluntad que tenía por aprender. Una auténtica autodidacta.” (Fuente Mi revista)

2.  La escritora Matilde Ladrón de Guevara a quien yo conocí y que falleció  el año 2009 a los 99 años de edad también cuenta su anécdota y se refiere cuando paseaba junto a Gabriela en Rapallo comprando libros, y mientras la poetisa estaba abstraída en las lecturas, Matilde le preguntó a la vendedora: “¿Sabe usted quién es esa señora?. Como no contestó, la escritora le dijo: “Gabriela Mistral”. ¿Ah, la poetisa, Premio Nobel?, dijo la joven y se acercó a la diosa de la literatura hispanoamericana.

La examinó y le propinó una serie de elogios y alabanzas, a lo que la poetisa agradeció gentilmente, pero una vez que salieron de la librería  le encomió severamente: “Yo la creía, Matilde, una mujer europea y me resulta una criolla presuntuosa. ¿Cómo es posible que con su mentalidad le haya comunicado a la muchacha de la librería que soy yo la Mistral?. Si lo hace de nuevo se acaba nuestra amistad”. Por ello, es que Matilde afirma: “la humildad y la modestia fueron las virtudes más auténticas de Gabriela. ( Fuente Liliana López B.)

 

* Este apunte tiene por objeto distraerse en la actividad diaria de los lectores; no soy un historiador, pero por años he ido reuniendo material de contabilidad, auditoría y algunas otras materias, históricas tanto de Chile como del extranjero. Solicito leer este apunte en ese contexto, sin mayor rigor y para relajarse en el fin de semana que se inicia.

AEChile
AEChile
ADMINISTRATOR
PROFILE

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones