Cómo lograr ahorros en la administración de contratos

El Diario Financiero
Opinión
TRIBUNA LIBRE

Cristián Salamé – SENIOR MANAGER DE RISK ADVISORY DE DELOITTE

Mucho hemos escuchado sobre la necesidad que tienen las compañías de ser más eficientes y generar ahorros, situación que se torna cada vez más compleja en un entorne, como el de hoy, donde abunda la incertidumbre y las especulaciones negativas sobre el futuro de nuestra economía.

¿Dónde están realmente las oportunidades de ser más eficientes y generar ahorros? Los agresivos planes de subcontratación y externalización que hoy utilizan las empresas les permite externalizar el riesgo, utilizar recursos especializados y simplificar las operaciones, pero al aumentar la cantidad de subcontrataciones crece proporcionalmente el riesgo de que sus cobros sean inadecuados, incorrectos, o diferente a lo pactado en el contrato respectivo. La pregunta es, entonces, si aumenta el nivel de subcontración y con esto el riesgo de cobros inadecuados o de servicios no prestados, ¿existe dentro de la organización, las capacidades internas de generar controles eficientes, independientes, automatizados y periódicos para evitar esta situación? Partamos de la base que cada cobro incorrecto que se detecte en un contrato existente, es susceptible de ser cuantificado y posteriormente recuperado. Este es un claro ejemplo de generar ahorros, pero cuando esos ahorros detectados se utilizan como un input para tomar decisiones en términos de reducir alcances o eliminar servicios innecesarios, entre otros, estaremos generando la ansiada eficiencia.

De lo anterior podemos suponer que el generar ahorros contiene un fuerte foco operacional, por cuanto debemos ser capaces de detectar situaciones de manera oportuna que suceden en el día a día. Sin embargo, la posibilidad de generar eficiencias de esos ahorros, es una cuestión netamente estratégica. Como es evidente, cuando un problema dentro de una empresa involucra un fuerte aspecto operacional por un lado y estratégico, por el otro, requiere el involucramiento de muchos actores de la organización y es justamente en este momento, donde un tema de apariencia simple, termina siendo complejo y en muchos casos, imposible de abordar.

Si bien el desafío futuro para muchas compañías, pasa por ser capaz de generar procesos eficientemente controlados, es indispensable pensar que, antes de eso, las empresas deben ser capaces de integrar sus equipos internos, para lograr la sinergia necesaria que permita detectar y reaccionar frente a estas oportunidades de ahorro, que están presentes en gran número y al interior de sus procesos y no responden necesariamente a factores exógenos como comúnmente se piensa.

Otras Publicaciones

Columnistas

Últimas Publicaciones